cirugía estética

¿¿Cirugía Estética?? ¡¡No te operes!!

Las operaciones de cirugía estética son muy comunes en la búsqueda del cuerpo perfecto, cada vez son más baratas y resultan más asequibles para el público en general, pero si lo que buscas es bajar de peso mi consejo es: ¡No te operes!

Continuamente me encuentro con pacientes que se han sometido a intervenciones quirúrgicas para resolver exceso de grasa y tengo que decirte que cada vez me reafirmo más en que la cirugía no es la solución

¿Por qué no someterme a una cirugía estética?

  1. Los resultados no son siempre los deseados, me he encontrado con muchísimos casos de personas que no estaban conformes con los resultados, bien por:
    1. Cicatrices: mala cicatrización, procesos de cicatrización muy largos y dolorosos o cicatrizaciones más grandes de lo esperado que acaban con la ilusión de lucir un cuerpo perfecto en bikini.
    2. Resultados imperfectos: Ombligos desfigurados o panzas tan tiesas que parecen la piel de un tambor y que muestran que lo conseguido es fruto de una operación.
    3. Objetivos poco realistas: En ocasiones el paciente no quiere entender o los médicos no le explican claramente los resultados que puede obtener y se sienten decepcionados al ver que el resultado no se ajusta a lo esperado.
  2. Los resultados no son permanentes. Es probable que hayas leído que nunca más volverás a acumular grasa en aquellas zonas donde se realiza una liposucción, pero si empiezas a comer más de la cuenta el cuerpo va a acumular grasa en algún lado y probablemente se vea mucho peor. Me he encontrado con mujeres que tendían a acumular grasa en la zona abdominal y con la promesa de un vientre plano se sometieron a la cirugía y sí, aún habiendo engordado seguían manteniendo el vientre plano, pero empezaron a acumular en espalda y brazos. ¿Te imaginas como se veían? Te aseguro que hubiesen preferido su cuerpo anterior.
  3. Es un riesgo innecesario. Las operaciones siempre conllevan un riesgo y si además lo que buscas es perder mucho peso de una vez el riesgo es aún mayor.

¿Cuándo operarme?

  1. Una vez agotados los métodos naturales: Baja de peso con una dieta sana y equilibrada, haz deporte (aeróbico y pesas) contrata un instructor para que te guíe. Si consigues crear un hábito los resultados se mantendrán y te aseguro que tras el trabajo realizado para obtenerlos serás mucho mas cuidadoso en mantenerlo.
  2. Para resolver pequeñas imperfecciones: hay ocasiones que aunque bajando de peso tienes una chaparreras o cartucheras muy marcadas o te ha quedado la piel muy flácida por los kilos perdidos… En estos casos creo que si se puede recurrir a una operación.

Si decides hacerlo:

  1. Asegúrate de hacerlo con un buen profesional
  2. Pide referencias a pacientes anteriores que se hayan sometido al mismo tipo de cirugía estética al que estás pensando someterte.
  3. Infórmate bien de las consecuencias que tiene (postoperatorio, cuidados posteriores, contraindicaciones, garantías..)
  4. Asegúrate que tanto el médico como tu tenéis claro el resultado esperado.

¡No olvides suscribirte al newsletter para obtener la Guía de Nutrición Básica!

Mariajo Massanet

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.